cabecerainterior.jpg

Alemania y las 1.001 pólizas

Los alemanes desperdician hasta cien millones de euros anuales en seguros inútiles

El del hogar, el de accidentes, el de incapacidad, el de salud, el de responsabilidad civil, el dental, el de la bici, el del perro La lista es interminable. Alemania es una nación de mentes previsoras hasta la médula. Así, uno de los negocios más fructíferos es el de los seguros.

En 2010 cada alemán pagó una media de 1.780 euros al año en seguros, según la Confederación de Asegurados. Ello implica seis pólizas diferentes de media por persona, la mayoría innecesarias. Sólo el de coche y el sanitario son obligatorios por ley. En mayo pasado, una comisión formada por el experto en seguros Jochen Weber llegó a una conclusión: los alemanes desperdician cien millones de euros anuales en pólizas inútiles. Es más, según un informe publicado a principios de 2011 por la Asociación del Consumidor de Hamburgo, hasta el 95% están mal asegurados.

"A muchos les faltan las pólizas más importantes y contratan, sin embargo, otras innecesarias", explica Kerstin Becker-Eiselen, desde dicha asociación. "Los alemanes tienen demasiadas pólizas en los archivadores o cajones, pero a menudo estas son inadecuadas y muy caras", agrega Thorsten Rudnik, presidente de la Confederación de Asegurados.

Por ejemplo, los seguros adicionales para los ocupantes de vehículos carecen tototalmente de sentido, pues, en caso de daños, el seguro de responsabilidad civil ya se hace cargo.

Además, entre aquellos que suelen perder dinero con sus seguros se encuentran las familias llamadas patchwork, es decir las unidades familiares alternativas, ya sea formadas por un padre soltero, o por una madre, su hija y el padrastro. En muchos de estos casos terminan pagando el doble o el triple de lo que deberían. Lo mismo ocurre con las parejas que se divorcian o separan.


Sin asesorar

El motivo es que a menudo falta el asesoramiento adecuado. Y es que en muchas ocasiones, algo que normalmente no debería entrañar mayor complicación, se convierte en toda una ciencia. Es más, algunas centrales de ayuda al consumidor alemán ofrecen seminarios para no perderse entre tanta oferta. "¿Correctamente asegurado? Mucho dinero ahorrado", es, por ejemplo, el lema de uno de los cursos, que cuesta 22 euros.

Noticia: publico.es
BICI SEGURO
PROGRAMA